Cuando en 1858 reinaba en España Isabel II, empezaban a rodar los primeros trenes en la Península y se inauguraba el Teatro Real de Madrid, en Estepa. Rafael Galvan Gómez abre las puertas de un pequeño obrador de Confitería e inicia una saga de Mestros Reposteros que hacen famosas sus elaboraciones en la región, dando lugar a través de tres generaciones al actual obrador de La Estepeña.

Es sobre todo en el siglo XIX, como consecuencia de la ya típica costumnbre de hacer mantecados en las casas particulares y en unas pocas confiterías de Estepa, cuando este delicioso producto comienza a hacerse popular en toda la región. La Estepeña fue fundada por estas fechas, en el año 1858, pero fue a principios de siglo, cuando D. Rafael Galván Gómez, de vuelta a Estepa después de una estancia en Sevilla, donde había trabajado de maestro en una famosa y prestigiosa confitería de la capital, se hace cargo de la pequeña repostería. Iniciador de la saga de maestros reposteros, pronto va haciendo famosa la calidad de sus productos, gracias a su dedicación y amor por la profesión D. Rafael Galván Gamito, su sucesor, recoge la tradicion, hereda la vocación y va extendiendo el mercado a toda España.

Envios Gratis
a partir de 70€

¿Tienes dudas?
95 591 26 48

Entrega de
48 a 72 horas

Pago 100%
Seguro